Etiquetas

, ,

Hoy cumple 17 años. Su padre vive en otro país, la llamó por teléfono en la mañana pero por la diferencia horaria ella ya había partido para el preuniversitario. Almorzará en casa de su abuela, sobre la hora que pongo este post en mi blog y él espera poder hablar con ella allá. Llevan más de 12 años separados. Cuba les impide reunirse. Cuando cumplió 15, él tuvo que quedarse con el deseo de poder estar y ella con el de poder abrazarlo. Él no es un criminal, ni un delincuente, ni un disidente político. Ella menos.

Amanda, mi querida sobrina, yo quisiera derribar todo lo que impide que tú veas a tu papá, pero no puedo. Por el momento, intento ser tu mejor patrón masculino hasta que ese día de felicidad completa te llegue y él pueda estar orgulloso de la mujer que eres. Es mi manera de luchar y vencer lo incomprensible.

¡Muchas felicidades, mi niña!

Anuncios