Etiquetas

, , , , ,

PALABRAS DE EDMUNDO GARCÍA PARA MIEMBROS DE BLOGOSFERACUBA,
CENTRO MEMORIAL MARTIN LUTHER KING JR / 5 DE JULIO DE 2013

Edmundo García y La Joven Cuba

“A mí me interesaba mucho este intercambio”

Yo hace tiempo que estaba interesado en tener algún intercambio con jóvenes cubanos. El primer intento se frustró. Los muchachos de La Joven Cuba lo intentaron pero no pudo ser por causas ajenas a ellos y a mí sino por el momento en que se hizo y por determinadas circunstancias, yo creo que eso se resolverá y quisiéramos tener ese encuentro después.

Aunque yo hablo constantemente de Cuba, escucho constantemente a Cuba, su relación con Estados Unidos, estudio constantemente el tema de América Latina –sobre todo en perspectiva con los Estados Unidos- quiero hacer un paréntesis: las personas para las cuáles yo escribo y para las cuáles yo hablo viven en los Estados Unidos. Yo no hablo para Cuba, yo no hablo para buscar un área de influencia en Cuba, mi área de influencia está en los Estados Unidos y es hacia ahí donde dirijo mi pensamiento y dentro de los Estados Unidos a la comunidad emigrada. O sea, yo no busco un área de influencia en Cuba, yo creo que eso le corresponde a los que viven en Cuba, a los que escriben en Cuba. Defender a Cuba la voy a defender desde el fondo del mar, esté yo donde esté, pero mi proyección es hacia la audiencia en los Estados Unidos y ahora a través de internet me oyen en muchas partes del mundo; la emigración cubana en Europa me ha invitado, he estado en varias ciudades porque ellos siguen el programa ya sea por los archivos o por la conexión en tiempo real y me he dado cuenta que también tengo un compromiso con esos emigrados cubanos.

A mí me interesaba mucho este intercambio incluso en una visita futura a mí me interesaría intercambiar con los profesores y estudiantes de la Facultad de Comunicación y Periodismo de la Universidad de La Habana. Lo primero que les voy  a confesar es que yo no tengo ninguna formación, yo tengo un vago 8vo grado que por ahí incluso hay todavía algunas pesquisas porque a lo mejor es un título falso. Yo fui un joven muy díscolo, muy displicente, tuve etapas en la vida de mucha rebeldía y momentos de mucha inadaptación. Me sacaban de las escuelas, yo me iba de las clases, yo para nada soy un ejemplo como estudiante. Creo que terminé la secundaria y un día por ahí me encontré que tengo un título de la Facultad Obrero Campesina. Yo no estudié nada. O sea, yo no tengo ninguna formación desde el punto de vista periodístico ni mucho menos.

Aterricé en La Habana y por equivocación alguien me puso en la televisión. Yo era muy joven y compartí con personalidades de la cultura y demás, tuve una gran cercanía con los pintores porque yo vivía en la Habana Vieja, solo, con 19 o 20 años. Mi formación es totalmente libresca, del contacto con amigos escritores y artistas como Miguel Barnet, Antón Arrufat, Pablo Armando Fernández, Dulce María Loynaz, Roberto Fabelo, Pedro Pablo Oliva, Zaida del Río, Nelson Domínguez, entre otros y así se fue conformando mi vida, todo ha sido así como empírico. En la televisión, con 20 o 21 años, yo era una persona reconocida en todo el país por un programa que todo el mundo habla bien de él y yo digo siempre que a mí los temas me parecían buenos pero no me gustaba la estructura, me parecía encartonado, muy amarrado para mi gusto y personalidad, en fin, no me gustaba. Me gustó más trabajar en Palmas y Cañas, trabajé con Cepero Brito. Por razones personales yo viajo después al exterior y me radico. (…)

Hay algo que les quiero decir y tiene mucho que ver con la comunicación. Recuerdo la última vez que cené con ese gran intelectual cubano que fue y que será Alfredo Guevara y hablábamos de muchos temas relacionados con la comunicación y los medios y recuerdo una frase que me dijo; el problema es que yo no sé si eso ha cambiado en la Facultad de Comunicaciones o en las distintas Facultades y esto era un pensamiento de Alfredo Guevara; aparte de cualquier señalamiento, tenemos excelentes profesionales con muy buena formación y demás –y era una queja de él- pero sólo nos comunicamos “en cubano”;  y es muy difícil así llevar un mensaje al mundo, sobre todo a la sociedad norteamericana, sobre temas importantes y sensibles y si no somos capaces de escribir en inglés o en francés por lo menos que haya un blog sobre los mejores post o los mejores temas porque para llegar al pueblo norteamericano promedio hay que llegar en inglés, porque ellos hasta el inglés lo hablan mal, en español ni les hables. Si les hablan en español pueden entender que es una declaración de guerra y quieren invadirnos. Es importante que los principales textos, los principales post, los principales debates sean trasladados y yo pensaba en los estudiantes de Lenguas Extranjeras, si tienen un compromiso en la blogosfera, si participan o no en la blogosfera.

Anuncios