Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

leonardo y oscarito

El Oscar para Leonardo DiCaprio llegó en su quinta nominación y se ha hablado tanto de él que parece haber sido concedido casi como consuelo tras cuatro intentos anteriores. Si se recuerdan y analizan esas oportunidades del actor ese aire de injusticia absoluta no parece tener mucha base sólida, aun considerando que se trata de un tema donde hay mucha subjetividad.

La primera le llega en 1993 por Mejor Actor de Reparto con solo 19 años al hacer un tierno discapacitado intelectual en What’s eating Gilbert Grape? Realmente, no tenía ninguna posibilidad y debe haberle sonado a maravilla con solo su cuarto filme realizado. Competía nada más y nada menos que contra Tommy Lee Jones por The fugitive, John Malkovich por In the line of fire, Pete Postlethwaite por In the Name of the Father y –agárrense de la silla!- Ralph Finnes por Schindler’s List. Todos, incluyendo a Leo, eran nominados por primera vez, excepto Tommy Lee Jones que llegaba a su segunda vez. Ralph Finnes hizo la actuación más pura de su carrera antes de contaminar sus caras y gestos eternamente con The English Patient y nos regaló una inolvidable encarnación –reencarnación- de Amon Göth, el Hauptsturmführer SS que dirigía el campo de concentración de Plaszow, Polonia. Esa noche de entrega Schindler’s List se fue con siete premios pero Finnes no cargaría con ninguno. Por si fuera poco, esa experiencia sería peor en 1997, cuando The English Patient ganó nueve Oscar y él volvería a quedarse sin el suyo. Aún lo está esperando. ¿Quién ganó en 1993 el Oscar a Mejor Actor de Reparto?… Tommy Lee Jones.

Once años después, en 2004, le llegaría otra oportunidad a DiCaprio pero ya en la categoría de Mejor Actor. Su trabajo en The Aviator le era reconocido. Sus rivales: Don Cheadle por Hotel Rwuanda, Johnny Deep por Finding Neverland, Clint Eastwood por Million Dollar Baby y Jammie Foxx que, curiosamente, competía en la misma ceremonia por Ray en Mejor Actor y por Collateral en Mejor Actor de Reparto. Con justeza, este último, interpretando a un sentido y profundo Ray Charles, se llevó la estatuilla.

Dos años después volvía a ser nominado con su mejor oportunidad de alcanzar la gloria, no por el mérito de su actuación, sino porque fue un año relativamente parejo. Aspiraba por Blood Diamond contra Forest Whitaker por The Last King of Scotland, Ryan Gosling por Half Nelson, Peter O’Toole por Venus y Will Smith por The Pursuit of Happyness. Quizás el Premio de la Asociación de Críticos de Los Ángeles fue suficiente peso previo y Forest Whitaker se llevó el gato al agua en otro resultado que tampoco puede considerarse injusto para Leonardo DiCaprio.

Ese calificativo si cabe para lo sucedido en 2013. El papel del corredor de bolsa Jordan Belford fue ejecutado por un actor en plenitud de forma y experiencia. Se lució Leonardo pasando por diversas emociones y estados físicos durante todo el metraje de The Wolf Of Wall Street. Su gran rival parecía ser Chiwetel Ejiofor por 12 Years a Slave. Bruce Dern –Nebraska-, Christian Bale – American Hustle– y Matthew McConaughey –Dallas Buyers Club– parecían estar a un nivel más bajo. Al final, sorprendió McConaughey llevándose a casa el tercer Oscar de su película en su única nominación de por vida.

Así llegamos al 2016 donde la Academia podía darle el premio después de una situación que dramáticamente parecía en ascenso: What’s eating Gilbert Grape? –nominado sin ninguna posibilidad de alcanzarlo-… The Aviator –nominado con alguna posibilidad, pero superado con claridad-… Blood Diamond –nominado con serias pretensiones y lucha muy pareja al final perdida-… y The Wolf Of Wall Street –nominado y favorito, casi estafado-… Sólo Eddy Redmayne con el fino transexual de The Danish Girl representaba ahora una amenaza pero había ganado el año anterior. Durante 87 ceremonias previas solo dos veces un actor ha ganado en años consecutivos: Spencer Tracy -1937: Captains Courageous, 1938: Boys Town– y Tom Hanks -1993: Philadelphia, 1994: Forrest Gump-. Ambos tenían la misma edad –cada uno en su tiempo- cuando lo hicieron: 37 y 38 años. DiCaprio sacó sus cuentas: Redmayne tiene 34 y la osa no compite.

Anuncios