Etiquetas

, , , , ,

cubanitosEn una ocasión leí un extenso texto de un cubano emigrante donde decía todo lo que extrañaba de este país. Se notaba que era una reflexión hecha al paso del tiempo y en base a nuevas y reveladoras experiencias. No era pesimista ni catárquico, sino muy criollo y sobre todo, muy honesto. De ese escrito, que iba desde gorriones espirituales a gorriones materiales solo recuerdo una frase que demostraba ser el resultado de un choque personal que derivaba en un gesto reflexivo resultado de una comparación que solo pudo hacer viviendo afuera. El autor confesaba: “Extraño ir por la calle o estar en un parque y pasar la mano por la cabeza de un niño que allí pasea o juega y que nadie piense que soy un pederasta.”

Ayer terminó una fructífera visita del Comité Presidencial para las Artes y las Humanidades de los Estados Unidos de América a La Habana. Los implicados no se han limitado en palabras de elogio hacia las diversas manifestaciones de la cultura nacional con las que pudieron intercambiar y con el sistema de enseñanza a diferentes niveles. El guitarrista Dave Matthews, ganador del Grammy fue un poquito más allá y en pocas palabras habló de otro sentir emocional producto de un choque personal con la nueva realidad circundante. Dijo sentirse muy seguro en la capital cubana al punto que dejó que sus hijos de 8 y 14 años anduvieran a pie solos en la calle. “Es muy raro…” añadió. “… Y me encanta!”

Anuncios