Etiquetas

, , , , ,

Herencia que recibimos de nuestros aborígenes. Ya Colón, en su Diario, dejó constancia de que los indoamericanos dormían en “redes”.

// La hamaca, en nuestras zonas de geografía escarpada, ha prestado un servicio adicional: medio de transporte de enfermos o heridos. O’Kelly observó tal uso de la hamaca entre los insurrectos cubanos. (1) Otro tanto en Brasil y Ecuador, según testimonian Câmara y Carvalho-Neto. (2) (3)

// En cuanto al papel de la hamaca en nuestra cultura nacional véase (4)

// Carvahlo-Neto deplora que la hamaca no haya sido convenientemente cantada por poetas americanos. A los cubanos se nos ha de excluir de tal acusación, gracias a la preciosa composición de Tejera.

Tomado de:

Uno y el mismo. Notas de folklore cubano, con especial atención a sus puntos de contacto con el folklore de otros pueblos. Argelio Santiesteban. Ediciones UNIÓN. Cuba. 2013

(1) O’KELLY, JAMES: La tierra del mambí, Huracán, La Habana, 1968, p.343

(2) CÂMARA CASCUDO, LUÍS DA: Diccionario do Folklore Brasileiro, Ministerio de Educación y Cultura, Río de Janeiro, 1954, artículo correspondiente

(3) CARVALHO-NETO, PAULO DE: Diccionario del folklore ecuatoriano, Casa de la Cultura Ecuatoriana, Quito, 1968, p.235-236

(4) GUANCHE, JESÚS:  Procesos etnoculturales de Cuba, Letras Cubanas, Ciudad de La Habana, 1983, p.92, 115 y 298

 

 

 

Anuncios