Etiquetas

, ,

Sábado 28 de febrero 1976

El avión vino por la mañana temprano, trajo cantidad de cartas, para mí no.

Hoy mi niña está de descanso, no tiene clases, seguro mi esposa la saca a pasar a ella y al niño. Quizás les hable de mí, de lo que está haciendo su papá por esta tierra, de cuánto los quiero a los dos.

Trabajé un rato por la mañana en la oficina, los días se están haciendo aburridos. Existe una paz bastante relativa.

Por la tarde llegaron unos compañeros del Estado Mayor, me trajeron una carta, era de Fe García, me alegró mucho. En ella me dice que mi esposa y los niños están bien. Después del trabajo le escribí a mi esposa de nuevo y le contesté a Fe su carta. Estoy muy triste por no saber de los míos, es decir, directamente. Cuando escribo a casa tengo que hacer un gran esfuerzo pues a veces se me agüan los ojos cuando se mientan los niños.

Por la noche le hice una carta a mi mamá.

***

Si desea leer el diario desde el inicio, clic aquí