Etiquetas

, ,

Martes 2 de marzo 1976

Me levanté temprano y toda la mañana me la pasé trabajando con Guido en cuestiones relacionadas con la jefatura de operaciones. Por la tarde, después de dormir un rato, le escribí a mi esposa. Hoy día dos hace tres meses que no la veo, nunca antes había estado tantos días separado de ella, desde el día en que la conocí, aquel Día de las Madres en la unidad. Para mí sigue siendo aquella niña linda y buena. Ojalá y pueda verla pronto.

Alrededor de las cuatro de la tarde comenzó a llover y no ha cesado. Hay tremenda neblina a pesar del agua pues como estamos a gran altura las nubes pasan bajo. Antes de acostarme jugué con Roberto, Oscar y Jorge al cubilete pero como hay mucha frialdad decidimos mejor irnos a dormir.

Hoy tampoco pudo aterrizar el avión.

***

Si desea leer el diario desde el inicio, clic aquí