Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Juego infantil. Un niño con los ojos vendados –la “gallinita ciega”– debe atrapar a algunos de sus compañeros, quien lo sustituirá en su puesto. La “gallinita ciega” no tiene aquí el carácter violento que muestra en otros países, donde se apalea al participante vendado. (1)

Según Alzola “es uno de los juegos más universalmente extendidos (…) Se conoce en España, Inglaterra, Rusia, China, Argentina, Uruguay, Francia, Chile, Colombia, El Salvador, México, Puerto Rico y Santo Domingo. Su esquema ya era conocido entre los griegos y los romanos”. (2) El juego nos fue legado por España y Portugal. Lope de Vega lo menciona:

Jacinto: Ganimedes, diga un juego.

Ganimedes: Juguemos a la Gallina Ciega.

(Adonis y Venus, acto II)

En Brasil lo llaman cabra-cega.

En Uruguay, además de atrapar al otro jugador, hay que reconocerlo. (3)

Para Chile, consúltese a Plath. (4)

Tomado de:

Uno y el mismo. Notas de folklore cubano, con especial atención a sus puntos de contacto con el folklore de otros pueblos. Argelio Santiesteban. Ediciones UNIÓN. Cuba. 2013

(1) PLATH, ORESTE: Aproximación Histórico-Folklórica de los Juegos de Chile. Ritos, Mitos y Tradiciones, Editorial Nascimento, Santiago de Chile, 1986, p. 180-181

(2) ALZOLA, CONCEPCIÓN T.: Folklore del niño cubano, 2 t. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, Santa Clara, 1961-1962, t. 2, p. 38

(3) CARVALHO-NETO, PAULO DE: Estudios de folklore, Editorial Universitaria, Quito, 1968, t. 2, p. 63

(4) PLATH, ORESTE: Folklore chileno, Ediciones Pla Tur, Santiago de Chile, 1962, p. 172

Anuncios