Etiquetas

, ,

Jueves 18 de marzo 1976

Me levanté alrededor de las 7 y dormí bien aunque con muchos sueños, cosa no normal en mí. Alrededor de las 10 de la mañana el comandante le habló a la tropa, entre otras cosas nos dijo que aquí en Angola nos quedaban muchos meses, que las acciones combativas posiblemente comenzarían de nuevo y que mañana saldremos de nuevo con rumbo a Nueva Lisboa. También habló Jaime Crombet, que es político del Frente, fue un discurso que levantaba el ánimo.

Llegaron Veliz y De la O y me trajeron dos cartas de mi esposa, una de mi mamá y dos tarjetas de mi hermano. Me siento triste y las cartas me hacen recordar mucho, no tengo palabras para reflejar aquí lo que siento por dentro. Mi esposa me dice cosas bellas, pero el deseo de verlos, las ansias tan intensas de estar con mis hijos es algo muy grande. Las leí lejos, donde nadie me viera, miento si digo que no pienso, que me desespero y que he llorado. Como hombre tengo sentimientos y sé querer.

Conversé con Roberto y Friay, después a dormir. Tengo muchas ganas de ver a Cuba.