Etiquetas

, , , , , ,

torre siniestra

Es de noche y llueve intensamente. Del otro lado de la avenida él mira hacia arriba donde la luz de los relámpagos iluminan la silueta de la torre. Es altísima y el portón de la entrada parece tan cerrado como si no se hubiese abierto nunca. La decoración es siniestra o quizás no pero como es negra al igual que todos los muros exteriores imagina que son demonios y garras lo que pueden ser pájaros y flores. Todo está oscuro en el cuerpo cuadrado del edificio que se levanta imponente y desproporcionado con su entorno, solo la habitación redonda que lo remata tiene luz que escapa por unas ventanas de hoja que están abiertas de par en par. Rodrigo trepa a un techo de una casa colindante, salta a la torre y empieza a escalar. Contrario a lo que esperaba es fácil subir por la pared rugosa, solo el viento y el agua molestan, aunque asciende muy rápido a pesar de ello. Por fin, alcanza una ventana y allí se detiene. El interior es todo blanco y tan pulido que parece mojado y en la habitación contigua se escucha ahora claramente el sonido de un solitario violín. El vano no tiene puerta pero desde el ángulo en que está no puede ver quién toca. La torre por dentro parece un extraño museo con cuadros en las paredes y sobre unas vitrinas hay huesos de animales, y artefactos retorcidos de madera y hierro. Todo resalta en forma y contorno contra la claridad de piso, muros y techo. Esa habitación en específico no tiene un entrepiso horizontal sino en forma de rampa, por eso Rodrigo sigue en la ventana, porque teme caer por ella sin remedio, pero tiene que salir de allí si quiere tener una visual efectiva. Por fin se decide y arriesga y como si fuera sobre el hielo, resbala y cae. No intenta luchar, todo es liso y perfecto a su alrededor, soñar una fricción o un agarre es abrumarse. Resignado y mascullando maldiciones baja por su propio peso, se desliza por la canal que de paso lo lleva entre tarecos y cosas anacrónicas mientras el violín se va quedando espiral arriba ahogada su voz entre la lluvia que no cesa que vuelve a ser la protagonista sonora de la noche.

Anuncios