Angola. Páginas de un diario de la guerra – 83

Etiquetas

, ,

Domingo 21 de marzo 1976

Salimos de Lucala temprano, de nuevo hicimos el viaje en el Land Rover. Llegamos a Cambambe a las 9 de la mañana, este lugar me trae muchos recuerdos ya que aquí pasé los primeros días en Angola. Tomamos algunas cervezas, el resto del día transcurrió normal.

Por la noche fuimos al cine, o sea, al anfiteatro. Proyectaron una película cómica. Estando en el cine nos confirmaron la noticia de que los surafricanos habían decidido retirarse de Cunene, de esta noticia hablamos Roberto, Miguelito y yo. Esta situación siempre es favorable, por lo menos baja la preocupación y acerca un tanto el regreso.

Después nos acostamos, la noche está algo calurosa, me acuerdo de mi esposa y de las primeras cartas que le hice desde aquí.

***

Si desea leer el diario desde el inicio, clic aquí

Anuncios

Notas de folklore / Naranja dulce, limón partido

Etiquetas

, , , ,

Ronda infantil.

Es conocida en El Salvador:

Naranja dulce,
limón partido,
dame un abrazo
que yo te pido.

La versión salvadoreña coindice plenamente con la que en Cuba hemos escuchado. En dicha república centroamericana fue registrada por Espinosa. (1)

En Antioquía, Colombia, se canta:

Naranja china,
limón partido,
dame un besito
boquifruncido. (2)

Alzola, en los años sesenta, reportó la supervivencia de esta ronda en nuestro país. (3)

Tomado de:

Uno y el mismo. Notas de folklore cubano, con especial atención a sus puntos de contacto con el folklore de otros pueblos. Argelio Santiesteban. Ediciones UNIÓN. Cuba. 2013

(1) ESPINOSA, FRANCISCO: Folk-lore salvadoreño, Talleres Gráficos Cisneros, San Salvador, 1946, p.52

(2) JARAMILLO LONDOÑO, AGUSTÍN: Testamento del paisa, Editorial Bedout, Medellín, 1967, p.429

(3) ALZOLA, CONCEPCIÓN T.: Folklore del niño cubano, 2 t. Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas, Santa Clara, 1961-1962, p.171-172

Angola. Páginas de un diario de la guerra – 82

Etiquetas

, ,

Sabado 20 de marzo 1976

Hoy después de  tomar café salimos rumbo a Lucala, a unos 180 kms de Duque, llegamos a las 9.30. El recorrido fue mucho más rápido porque  es todo por carretera. Aquí nos ubicamos en la misma casa donde pasamos el 31 de diciembre. El Toro y yo fuimos a Salazar, un pueblo que está unos 38 kms hacia el este en busca de cervezas pero no había. De regreso me encontré con Roberto que me dijo que a Jorge lo habían separado pues la BTR las desviaron en Lombe para Malangue con el fin de tomar el tren hacia Benguela para de allí ir hacia Nueva Lisboa. Él parece algo triste. Compré un pullover.

Después almorzamos y conversé con Pedrito que regresó de Luanda ayer. A Orlando lo dejaron ingresado pues tiene hepatitis. Me acuerdo de él y lo extraño, es que desde que llegamos estamos juntos. El resto del día transcurrió normal, fui por la noche a conversar con Roberto y Miguelito. Me acosté temprano, mañana continuamos viaje.

Notas de folklore / Madre (Mentar la)

Etiquetas

, , , ,

Es, entre cubanos, el súmmun de las ofensas. Como ya comentábamos en El habla popular cubana de hoy (1):

Las variantes son infinitas y, entre ellas, las más elemental consiste en situar ante la palabra madre una partícula posesiva: su o tu. Ya se ha señalado que queda sobreentendido, entre ambas voces, un adjetivo ultrajante.

Comenta Ortiz que nuestros dramaturgos han evitado siempre esta combinación de palabras, bajo la amenaza del grito del público cuando aparece el equívoco en algún inocente parlamento: “¡Paso!”, como diciendo, con la jerga del dominó, “Eso no va conmigo.” En el lenguajes coloquial también se evita la infeliz combinación, generalmente cambiando “madre” por “mamá”.

José Eustasio Rivera, en La Vorágine, da fe de la presencia de este trato ofensivo en su tierra:

Franco no quiso responderle ni jota, pero cuando vio que habían traído perraje, le mentó la madre.

Es también en Brasil injuria superlativa. Según el folklorista Câmara Cascudo:

Nos desaforos, insultos, o mais eficaz dos desafíos é “falar na mãe”. Quem não reagir a essa suprema provocação, é indigno de todas as companhias. (2)

// Del folklore infantil cubano: la forma más expedita de lograr que dos niños combatan ha sido: “Este palito es la madre de Fulanito. ¡A que tú no te atreves a pisarla!”

Tomado de:

Uno y el mismo. Notas de folklore cubano, con especial atención a sus puntos de contacto con el folklore de otros pueblos. Argelio Santiesteban. Ediciones UNIÓN. Cuba. 2013

(1) SANTIESTEBAN, ARGELIO: El habla popular cubana de hoy, Ciencias Sociales, La Habana, 1982, p.213

(2) CÂMARA CASCUDO, LUÍS DA: Diccionario do Folklore Brasileiro, Ministerio de Educación y Cultura, Río de Janeiro, 1954, artículo correspondiente

Angola. Páginas de un diario de la guerra – 81

Etiquetas

, ,

Viernes 19 de marzo 1976

Toda la noche se la pasó lloviendo. Nos levantamos a las 5 de la mañana. Salimos de Negage Guido, El Toro y yo en el Land Rover. Pasamos por Luinga, Camabatela, Caxito y llegamos a Duque de Braganza alrededor de las 10.30, allí buscamos los lugares donde se ubicaría posteriormente el resto de la columna. Después fui con Lázaro, Veliz y Miguel el de personal a ver las cataratas que están sobre el río Lucala y llevan el mismo nombre del pueblo. De veras que no he visto cosa tan bella creada por la naturaleza, es un salto de agua que cae a una altura más o menos de 200 metros, es algo maravilloso. Abajo, a esa distancia, se observa el cauce del río. Después, cuando conectamos el equipo, este se rompió. Fui de nuevo a las cataratas con Roberto, Friay y Miguel Miguel, todos ellos se quedaron maravillados con el salto. Caminamos sobre las rocas que la forman, hacia la derecha el barranco por donde cae el agua a menos de dos metros. Me acordé de mi esposa, cuanto diera porque ella pudiera ver esto. Regresamos, comimos y antes de acostarme hablamos un largo rato nosotros cuatro.

La noche está fresca, me acuerdo que antes de salir de Negage le escribí a mi esposa pues pasaremos unos días en el camino y va a ser imposible escribir.

Postal ubicada en esta parte del diario con referencia al lugar donde estuvieron sentados los combatientes en lo alto de la cascada

***

Si desea leer el diario desde el inicio, clic aquí